sábado, 30 de mayo de 2009

Auf Wiedersehen!


Mañana a muy primera hora de la mañana me piro dos meses para Alemania. Por muchas razones, no es el mejor momento para irme, pero es lo que tienen los viajes que se planean con meses de antelación. En cualquier caso, seguiré por aquí.

viernes, 29 de mayo de 2009

Para un poemario futuro (III)



Trafalgar Square

Mientras se desplomaba hacia la acera
en un alud de trapos

antes de que su nuca se tronchara
como un hueso de pollo al golpearse
con fuerza contra el suelo de adoquines

alcanzó a ver la mole de granito
huérfana ya de Nelson y de acantos
de bronce las alturas desmochadas
de Trafalgar Square

Luego un ruido de piedras como nueces
y dos pupilas fijas contra el cielo


La foto está tomada de aquí.

jueves, 21 de mayo de 2009

Para un poemario futuro (II)



1984

En cada esquina
un ojo hiere el aire
y no hay verano


La foto está tomada de aquí.

sábado, 16 de mayo de 2009

Para un poemario futuro (I)

Tengo a medio hacer un poemario de ciencia-ficción. No sé qué haré con él, aunque lo más probable es que quede reducido a una quincena de poemas, es decir, que será prácticamente impublicable en forma de libro. Así que mientras me decido, voy a ir colgando aquí algunos de esos poemas, los que creo que son los mejores, para ver qué os parecen. Espero que os gusten.





Las islas

El precio de ser libre es estar solo
Da igual tratar de amor o de política

Por eso nos exilian Apartadas
estas islas de todo son el último
refugio para el hombre que desprecia
la unánime avenencia del cardúmen
la placidez calcárea del coral

Estas islas que son remotos ángulos
encajonados entre los glaciares
que rugen desgarrándose y la toba
volcánica ya fósil Estas islas
donde llueve a diario y hace frío
y hay poco de qué hablar y sólo a veces
si la carne lo exige nos amamos
con furia y silenciosos Estas islas


La foto está tomada de aquí.


sábado, 9 de mayo de 2009

Un poema (o varios) de Catulo

No me olvido de mi traducción de Tennyson, pero como el fragmento que sigue al que publiqué en la última entrada se me está resistiendo, cuelgo ahora un poema muy breve de Catulo, quizá el más famoso:


Odi et amo (85)

Odi et amo. Quare id faciam, fortasse requiris?
Nescio, sed fieri sentio et excrucior.


Es un poema especialmente difícil de traducir, porque la condesación que permite el latín no la permite el castellano, y es muy complicado decir en dos versos castellanos todo lo que dicen los dos versos latinos. Cuelgo aquí dos traducciones de las muchas que hay del poema, las dos que tengo por casa. Son dos traducciones magníficas, de dos grandes poetas y grandes traductores como son Aníbal Núñez y Juan Antonio González Iglesias:


LXXXV. Odi et amo, quare id faciam, fortasse requiris

Odio y amo.
¿Por qué hago eso?, acaso me preguntes.
No sé, mas eso siento. Y me torturo.

Catulo, Cincuenta poemas (Selección, versión y notas de Aníbal Núñez), Visor, Madrid, 1984


85

Odio y amo. Quizá me preguntes por qué.
No lo sé, pero así lo siento. Y sufro.

Catulo, Poesías (Edición bilingüe de José Carlos Fernández Corte y Juan Antonio González Iglesias), Cátedra, Madrid, 2006



Y ahora, mi versión (como podéis imaginar, el resto de la entrada no ha sido más que una excusa para llegar aquí):


Te amo y te detesto

Te amo y te detesto. No me digas
por qué, pero es así, y me abraso.

sábado, 2 de mayo de 2009

Un fragmento de Tennyson (I)

El Ulysses de Tennyson es uno de mis poemas favoritos. Es, en mi opinión, una de las tres grandes recreaciones modernas de la historia de Odiseo, junto con el Ítaca de Cavafis y el Peregrino de Cernuda.

No conozco ninguna traducción española del poema, más allá de un fragmento que Víctor Botas incluyó en su libro
Segunda mano. Así que estoy traduciéndolo/versionándolo. Os dejo aquí el primer fragmento de esta «traducción en marcha» que iré colgando poco a poco, a ver qué os parece:


Ulises (I)

De poco sirve ser un rey ocioso,
sentado junto al fuego, entre estas peñas
estériles, unido a una mujer
ajada, dedicado a gobernar
con leyes arbitrarias a estos bárbaros
que sólo se interesan por la bolsa,
la cama y la comida, y no por mí.

Ni sé ni puedo descansar del viaje.
Quiero beber la vida hasta las heces.
Mucho he gozado y he sufrido mucho;
o solo, o con aquellos que me amaron;
en tierra, y a merced de las tormentas
cuando el manto de lluvia de las Híades
cubría el mar oscuro. Me he hecho un nombre.


PS: Yo soy filológo clásico, no de inglés, así que si hay errores garrafales, por favor, comentádmelo.